Carla Bley (1936-2023) 1ª parte

Compositora, arreglista, múltiple instrumentista, cantante, líder de grupo, directora de banda, productora y empresaria

Carla Bley-mujeres en el jazz
Carla Bley

 

Lovella May Borg nació en Oakland (California) el 11 de mayo de 1936. Su padre, Emil Borg (1899-1990), pianista autónomo, director del coro de una iglesia y organista, la animó a cantar y a tocar el piano. Su madre Arline Anderson (1907-1944) murió de un ataque al corazón cuando la niña tenía ocho años. Sus padres, de origen sueco, se habían conocido en el Instituto Bíblico Moody de Chicago.

 

Según Lovella May, su infancia estuvo marcada por las reuniones en la iglesia más que por las películas o la cultura pop. Descubrió el jazz a los doce años, en un concierto del vibrafonista Lionel Hampton. Abandonó la escuela a los quince y se dedicó al patinaje de competición.

 

Musicalmente autodidacta, comenzó a actuar en clubes de la zona de la Bahía de San Francisco. Durante un tiempo, además de componer canciones, tocó el piano y cantó con Randy Sparks, que más tarde, en 1961, creó The New Christy Minstrels.

 

Llegó a Nueva York a mediados de la década de los años cincuenta y trabajó en los clubes de jazz Birdland y Basin Street como vendedora de cigarrillos. En 1956 conoció al pianista y compositor canadiense Paul Bley, con quien, bajo el nombre de Karen Borg, realizó una gira desde Montreal hasta Los Ángeles. En el verano de 1957, cambió su nombre por el de Carla Borg y se casó con Paul Bley. Su primera composición de jazz, "O Plus One", apareció en la grabación del Paul Bley Quartet Solemn Meditation (1958). Para el LP también escribió las notas de presentación y tomó la fotografía de la portada.

 

Ya con el nombre de Carla Bley, la asociación de su marido con Ornette Coleman y Don Cherry en Los Ángeles les llevó a viajar a los Berskshires (Massachusetts y Connecticut), donde asistieron a la última sesión de la Lenox School of Jazz. En otoño de 1960, el matrimonio se instaló en Nueva York. Carla Bley consiguió que Jimmy Giuffre y George Russell, con quien estudió brevemente, grabaran algunas de sus composiciones. También participó activamente en la creciente escena de cafés y free jazz en Greenwich Village, así como en los conciertos October Revolution y en el Jazz Composer's Guild de Bill Dixon. En 1964, se separó de Paul Bley y con el trompetista Michael Mantler, otro miembro del grupo, formó la Jazz Composer's Guild Orchestra, que actuó en el Judson Hall en diciembre de ese año.

 

En marzo de 1965, The Art Farmer Quartet incluyó en su album Sing Me Softly of the Blues dos composiciones de Carla, “Sing Me Softly of the Blues”,  y “Ad Infinitum”. En el verano, cambiaron el nombre del grupo por el de Jazz Composers Orchestra y actuaron en el Festival de Jazz de Newport y en el Museo de Arte Moderno. También, realizaron una gira por Europa y Carla se casó con Michael Mantler. En 1966 tuvieron una hija, Karen. A su regreso a Estados Unidos, el matrimonio formó The Jazz Composers' Orchestra Association.

 

El bajista norteamericano Steve Swallow mostró al vibrafonista Gary Burton una composición de una hora de duración en la que Carla Bley había estado trabajando durante largo tiempo. Con arreglos adicionales para el cuarteto de Burton, el álbum se publicó en 1968 con el título de A Genuine Tong Funeral.

 

El LP se había grabado en julio de 1967 en Nueva York para el sello RCA. Contenía diez composiciones, todas ellas escritas por Carla. Al clásico cuarteto de Burton (que incluía al guitarrista Larry Coryell, al bajista Steve Swallow y al batería Bob Moses) se sumaron seis notables estrellas: Michael Mantler (trompeta), Jimmy Knepper (trombón), Gato Barbieri (saxo tenor), Steve Lacy (saxo soprano), Howard Johnson (tuba y saxo barítono) y la propia Carla Bley (piano y órgano).

 

Esta suite (que describe musicalmente diversas actitudes ante la muerte) fue calificada por su compositora como una "Ópera oscura sin palabras". La música dramática, ocasionalmente algo humorística, ofrecía un magnífico escaparate para los vibráfonos de Gary Burton. La crítica destacó los temas “The Opening; Interlude (Shovels); The Survivors; Grave Train”, “Silent Spring” y “Some Dirge

 

Por esas fechas, Carla recibió el encargo de Charlie Haden, a quien había conocido en Los Ángeles, de arreglar y aportar material para su álbum Liberation Music Orchestra, que se grabó en Judson Hall (Nueva York) del 27 al 29 de abril de 1969. Haden lideró el grupo y contribuyó con material propio, pero la verdadera estrella fue Carla Bley, que arregló varios números, escribió tres composiciones, “The Introduction”, “The Ending To The First Side” y “The Interlude (Drinking Music)”  y, además, aportó su brillante trabajo como pianista.

 

Desde el lanzamiento de A Genuine Tong Funeral, Carla Bley pretendía escribir, en colaboración con el poeta Paul Haines, una ópera más larga, Escalator Over the Hill,  (álbum completo). Reunió a un gran elenco de cantantes y músicos, entre ellos Jack Bruce, Linda Ronstadt, John McLaughlin, Viva, Roswell Rudd, Jeanne Lee, Michael Mantler, Don Cherry, Paul Motian y Howard Johnson. Los números más destacados por la crítica (“Hotel Overture”, “Escalator Over the Hill”, “Businessmen”, “Why”, “Smalltown Agonist” y “Rawalpindi Blues”) se pueden escuchar en el enlace del álbum completo. El triple LP se grabó en varias sesiones: noviembre de 1968, noviembre de 1970, marzo de 1971 y junio de 1971, todas ellas en Nueva York. Carla consiguió que se publicase a finales de este último año.

 

 

La critica de la revista Rolling Stone dijo: "Como un transformador eléctrico, `Escalator Over the Hill` sintetiza y recurre a una enorme variedad de materiales musicales: raga, jazz, rock, sonidos de piano modulados en anillo, todos ellos reunidos gracias al extraordinario sentido formal de Carla Bley y a su capacidad para unificar secciones musicales, individuales pero diferentes, mediante la edición del soporte discográfico... La ópera es un encuentro musical internacional de primer orden".

 

Por su parte, Stylus Magazine lo consideró "el mejor disco jamás realizado". Decía: "Ninguna protesta, ningún comentario social, ninguna expresión de amor, de dolor, de esperanza, de desesperación. Es, literalmente, lo que cada uno quiera entender en él. Revela la dura verdad de que tenemos que interpretar lo que se está tocando y cantando, y nuestra interpretación es la única que puede ser válida, ya que no podemos discernir otra perspectiva que no sea la nuestra".

 

En 1973, Carla y Mantler crearon la empresa Watt Works con objeto de grabar su propia música, para lo que construyeron un Estudio en el sótano de su casa, situada en una región al noroeste de Nueva York. También fundaron otra compañía que distribuía grabaciones independientes de artistas como JCOA, Gil Scott-Heron y Philip Glass.

 

De septiembre de 1973 a febrero de 1974, en Blue Rock Studio (Nueva York), Carla grabó parte del álbum Tropic Appetites. Se completó con la intervención de Julie Tippetts, que tuvo lugar en noviembre de 1973 en Island Studios (Londres). Carla Bley fue la autora de los ocho títulos que lo integran.

 

El álbum, uno de los mayores éxitos de Carla, volvió a reunirla con el poeta Paul Haines en un trabajo diferente del magnífico Escalator Over the Hill, pero tan convincente como éste.

 

Fueron su intérpretes: Carla Bley (voz, grabador, piano, piano eléctrico, clavinet, órgano, marimba, celesta y percusión); Michael Mantler (trompeta y trombón de válvulas); Howard Johnson (voz, clarinete, saxo soprano, saxo barítono, saxo bajo y tuba); Dave Holland (violonchelo, bajo acústico y guitarra baja); Gato Barbieri (saxo tenor y percusión); Toni Marcus (violín y viola); Paul Motian (batería y percusión); Julie Tippetts (voz principal); Karen Mantler (cantante invitada).

 

La instrumentación se reduce a un octeto y las letras giran en torno a los viajes al sudeste asiático, en particular a Bali (Indonesia), realizados por Haines en los últimos años. Bley hizo una acertada elección para la voz principal al reclutar a la extraordinaria Julie Tippetts – la Julie Driscoll de Brian Auger & The Trinity -. que cambió su nombre en 1970 cuando se casó con Keith Tippett. Tras una poderosa "obertura" introductoria liderada por el todavía incendiario Gato Barbieri, la crítica destacó la anhelante "Caucasian Bird Riffles" y la deliciosa y cantarina "Funnybird Song", que cuenta con las inestimables voces de Howard Johnson y de la jovencísima hija de Carla Bley, Karen Mantler.

 

La música es fuerte y memorable en todo momento y los intérpretes están en plena forma, pero merece una mención especial el extraordinario equipo rítmico formado por David Holland y Paul Motian. Muchos aficionados lamentan que Carla no hubiera continuado en esta línea en lugar de optar por las bandas de jazz-funk que lideró a partir de 1980.

 

En 1974, The Juilliard Ensemble encargó a Carla Bley la composición de una pieza para su festival "New and Newer Music". La tituló "3/4", y en el estreno la dirigió Dennis Russell Davies. La parte de piano, que tocó Keith Jarrett en esta ocasión y Bley en la grabación del álbum, no es llamativa ni pirotécnica, sino que se funde en todo momento con la escritura orquestal. "3/4" se desmarca del resto de la obra de Carla. Comparte poco con los estilos evocados en Escalator Over the Hill, por ejemplo, y apunta sólo parcialmente en la dirección de las propuestas más herméticas de Social Studies. La presencia de Kurt Weill se deja sentir en las melodías de cabaret que afloran aquí y allá, pero sigue siendo una obra única de Bley y muchos la consideran, junto con Escalator y Tropic Appetites, su mejor trabajo.

 

En 1975, Bley realizó un tour por Europa con The Jack Bruce Band, en la que actuaba Mick Taylor, el extraordinario guitarrista de John Mayall & Bluesbreakers y Rolling Stones, pero el grupo se disolvió al cabo de seis meses. Entonces, Carla se dedicó a componer y a hacer giras con una banda de diez músicos cuyos miembros habituales eran Gary Valente, Tony Dagradi, Michael Mantler, Bob Stewart, Steve Slagle, D. Sharpe y Steve Swallow. Durante los seis años siguientes, el grupo actuó en Europa, Japón y Estados Unidos y grabó cinco álbumes para el sello Watt. También la invitaron a arreglar y escribir material para los homenajes a Nino Rota, Kurt Weill y Thelonious Monk.

 

El álbum Dinner Music se grabó de julio a septiembre de 1976 en Grog Kill Studio, Willow (Nueva York). Los ocho temas que contiene los compuso Carla Bley.

 

La crítica aplaudió casi unánimemente su perfecta ejecución, aunque no todos estuvieron de acuerdo con el enfoque funky que ella le dio. Algunos encontraron el LP un poco disperso, pero todos, sin excepción, destacaron la actuación del trombonista Roswell Rudd.

 

Los temas que los comentaristas consideraron más acertados fueron “Dining Alone”,  “Song Sung Love”,  “Ida Lupino”,  interpretados por Carla Bley (órgano); Michael Matler (trompeta); Roswell Rudd (trombón); Carlos Ward (saxo alto, saxo tenor y flauta); Eric Gale (guitarra); Richard Tee (piano y piano eléctrico); Bob Stewart (tuba) y Steve Gadd (batería).

 

 

Continuará…

 

FMR / febrero de 2024

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

clasicosdeljazz@gmail.com